PASSWORD RESET

Acámbaro en Otomí. Lugar de Magueyes.

Reflexión Dominical del Padre Pistolas, SIN OBRAS, NO HAY GLORIA.

29 0

Domingo 22 de noviembre de 2020

Celebramos la fiesta de Cristo Rey, que es un rey muy especial y muy diferente de los reyes de este mundo.

Cristo siendo Dios, se sometió a la condición humana, menos al pecado. Cuando vino a este mundo, vino pobre, como cualquier niño, naciendo de la virgen María humilde; trabajador, sometido a San José y a su madre y a pesar de dedicarse a hacer toda clase de bienes, lo crucificaron y lo trataron de la manera más cruel y despiadada, porque así convenía y así se lo pidió el padre celestial.

Pero ahora no sabemos cuándo vendría de una manera gloriosa, con todo su poder y nos va a juzgar como justo juez; unos irán al cielo si tuvieran méritos representados en el evangelio como los corderos, otros irán o iremos al infierno por no haber obedecido sus mandamientos y no haber hecho suficientes méritos, suficientes caridades y obras buenas merecidamente.

También vienen muchas figuras a las ovejas, busca a las perdidas, cura de las enfermas y las llevas a donde hay agua pura y pastos verdes. En 1926 al 1929 fueron sacrificados 60 sacerdotes y cientos de cristeros inocentes que nunca tomaron las armas y todos traían en la boca la frase “Viva Cristo Rey”, “Viva la virgen d4e Guadalupe”, apenas a un año de que el papa Pio XI había instituido esta fiesta en 1925.

Para llevarnos al cielo, Cristo nos pone una serie de obras sencillas, fáciles de realizar:

  1. Dar de comer al hambriento.
  2. Dar de beber al sediento
  3. Vestir al desnudo
  4. Acoger al extranjero
  5. Visitar al enfermo (no curarlo)
  6. Visitar al preso (no sacarlo de la cárcel)

La razón porque Dios nos quiere inmensamente y porque tenemos que mirar en esos miles de necesitados el rostro de Dios. La iglesia no es el reino de Dios, ella es sacramento, signo de salvación para todos los pueblos e instrumento para entrar a ese reino de los cielos, por lo tanto tenemos que sufrir y trabajar para poder entrar a ese cielo, es un reino de vida, santidad, gracia, justicia, amor y paz.

El amor debe ser libre, pero no para que hagamos lo que nos pegue la gana,  sino porque sin libertad no hay amor; y debemos escoger el amor y demostrarlo con buenas obras, a nosotros nos corresponde cumplir los mandamientos de Dios y así lograr la felicidad en este mundo y en el mundo futuro.

Comentarios de buen humor:

1.- Se casa un Señor de 60 años, con una de 30. Papá, le dice su hija, no te conviene, en 10 años tendrás 70 años y ella 40. Tienes razón hija, dentro de 30 años tendrá 60, para qué la quiero?

2.- Pepito pregunta al profesor: ¿Qué significa pro? Significa “por” hijo, ¡ah caray! entonces a mi primo le van a decir por culo, en lugar de Próculo!

¡Que Dios los bendiga!.

El Padre Pistolas dijo que una obra es un medio para alcanzar la salvación

Alfredo Gallegos Lara pide mirar en los necesitados el rosto de Dios